Escribir al autor: Pedro N. Rueda G.
Acerca del autor

Iglesia -> Sacramento del Bautismo

Documento de lectura previa: “Sacramentos (Introducción al tema)

Bajar este texto en formato MS Word

Jueves, 11 de septiembre de 2008

1. EL BAUTISMO ENTRE LOS SIETE SACRAMENTOS

“Los siete sacramentos corresponden a todas las etapas y todos los momentos importantes de la vida del cristiano: dan nacimiento y crecimiento, curación y misión a la vida de fe de los cristianos” (Catecismo de la Iglesia Católica –en adelante CIC-, 1210). El sacramento del Bautismo, junto con la Confirmación y con la Eucaristía, son los los sacramentos de la iniciación cristiana, pues mediante ellos “se ponen los fundamentos de toda vida cristiana” (CIC, 1212) y “el hombre recibe la vida nueva de Cristo” (CIC, 1420). Penitencia y Unción de los enfermos son sacramentos de curación, mientras el Orden sacerdotal y Matrimonio son los sacramentos al servicio de la comunidad, pues “están al servicio de la comunión y misión de los fieles” (CIC, 1211).

“1265 El Bautismo no solamente purifica de todos los pecados, hace también del neófito "una nueva creación" (2 Co 5,17), un hijo adoptivo de Dios (cf Ga 4,5-7) que ha sido hecho "partícipe de la naturaleza divina" ( 2 P 1,4), miembro de Cristo (cf 1 Co 6,15; 12,27), coheredero con él (Rm 8,17) y templo del Espíritu Santo (cf 1 Co 6,19).” (CIC)

2. EL TÉRMINO

La palabra “bautismo” viene de baptizein, presente dentro del texto en griego del Nuevo Testamento en dos sitios, en 1 Cor 1, 17 y en Jn 1, 33. Es una conjugación de baptizo (lavar o bautizar; significados tomados de: ORTIZ, Pedro S.J.. CONCORDANCIA MANUAL Y DICCIONARIO GRIEGO-ESPAÑOL DEL NUEVO TESTAMENTO, Miami: Sociedades B??blicas Unidas. Edición electrónica.), y está relacionada con baptisma (bautismo, presente en Hch 1, 22), baptismos (bautismo, presente en Mc 7, 4) y, por supuesto, baptistes (el bautista, como era llamado Juan, por ejemplo en Mt 3, 1).

“1214 Este sacramento recibe el nombre de Bautismo en razón del carácter del rito central mediante el que se celebra: bautizar (baptizein en griego) significa "sumergir", "introducir dentro del agua"; la "inmersión" en el agua simboliza el acto de sepultar al catecúmeno en la muerte de Cristo de donde sale por la resurrección con El (cf Rm 6,3-4; Col 2,12) como "nueva criatura" (2 Co 5,17; Ga 6,15).” (CIC)

El texto de Romanos 6, 3-5 expresa bastante bien qué es el bautismo:

“¿No saben ustedes que todos nosotros, al ser bautizados [baptizo] en Cristo Jesús, hemos sido sumergidos en su muerte. Por este bautismo [baptizo] en su muerte fuimos sepultados con Cristo, y así como Cristo fue resucitado de entre los muertos por la Gloria del Padre, así también nosotros empezamos una vida nueva. Si la comunión en su muerte nos injertó en él, también compartiremos su resurrección.” (Rm 6, 3-5)

3. EL BAUTISMO EN EL CREDO

En el Credo de Nicea-Constantinopla, denominado popularmente “Credo largo”, fruto de los dos primeros Concilios ecuménicos en las ciudades de Nicea y Constantinopla en los años 325 y 381, respectivamente, existe la siguiente declaración:

“Confieso que hay un solo Bautismo”

Esto es un desarrollo de una versión más antigua del Credo, el mencionado por el común de las personas como “Credo corto”, técnicamente conocido como el “El Símbolo de los Apóstoles, llamado así porque es considerado con justicia como el resumen fiel de la fe de los apóstoles” (CIC, 194), en concreto de la parte donde se declara “creo en el perdón de los pecados”.

4. ¿QUÉ FINALIDAD TIENE EL BAUTISMO?

Nos hace nacer del agua y del Espíritu.

“1215 Este sacramento es llamado también “baño de regeneración y de renovación del Espíritu Santo” (Tt 3,5), porque significa y realiza ese nacimiento del agua y del Espíritu sin el cual "nadie puede entrar en el Reino de Dios" (Jn 3,5).” (CIC)

5. BAUTISMO Y PERDÓN DE LOS PECADOS

Se lee en el Compendio del Catecismo:

“200. ¿Cómo se perdonan los pecados?(976-980; 984-985)

El primero y principal sacramento para el perdón de los pecados es el Bautismo. Para los pecados cometidos después del Bautismo, Cristo instituyó el sacramento de la Reconciliación o Penitencia, por medio del cual el bautizado se reconcilia con Dios y con la Iglesia.”

Esto es un eco del evangelio de Juan, inmediatamente después del primer encuentro del Resucitado a los apóstoles:

“Jesús les volvió a decir: “¡La paz esté con ustedes! Como el Padre me envío a mí, así los envío yo también.” Dicho esto, sopló sobre ellos y les dijo: “Reciban el Espíritu Santo: a quienes descarguen de sus pecados, serán liberados, y a quienes se los retengan, les serán retenidos.”” (Jn 20, 21-22)

6. EL BAUTISMO DE JUAN EL BAUTISTA

El bautismo de Juan el Bautista no es el bautismo cristiano, así lo reconoció el mismo Juan:

“Yo los bautizo en el agua, y es el camino a la conversión. Pero después de mí viene uno con mucho más poder que yo —yo ni siquiera merezco llevarle las sandalias-, él los bautizará en el Espíritu Santo y el fuego.” (Mt 3, 11)

Era un ritual que señalaba la conversión que Juan reclamaba a todos (Mc 1, 4), y que se originaba en prácticas judías de la época.

Juan era precursor de Jesús, por lo tanto, se trataba de actos de preparación (Mc 1,2). Jesús anunció a sus apóstoles antes de la Ascensión:

“En una ocasión en que estaba reunido con ellos les dijo que no se alejaran de Jerusalén y que esperaran lo que el Padre había prometido. “Ya les hablé al respecto, les dijo: Juan bautizó con agua, pero ustedes serán bautizados en el Espíritu Santo dentro de pocos días.”” (Hch 1, 4-5)

A partir de entonces nace el bautismo cristiano. A Pedro, en Pentecostés, le preguntaron qué debía hacerse para salvarse:

“Pedro les contestó: “Arrepiéntanse, y que cada uno de ustedes se haga bautizar en el Nombre de Jesús, el Mesías, para que sus pecados sean perdonados. Entonces recibirán el don del Espíritu Santo. Porque el don de Dios es para ustedes y para sus hijos, y también para todos aquellos a los que el Señor, nuestro Dios, quiera llamar, aunque estén lejos.”” (Hch 2, 38-39; ver también Hch 13, 23-25)

Más adelante, Pablo volverá a bautizar a aquellos que fueron bautizados por Juan (Hch 19, 1-7).

7. BAUTISMO INFANTIL

¿Por qué bautizar a los niños? La pregunta debería ser al revés: ¿por qué no? Para empezar, se trata del don del Espíritu Santo, el cual no se niega a los hijos (ver Hch 2, 38-39), por otro lado, el bautismo es el signo de entrada en la Nueva Alianza, lo mismo que la circuncisión era el signo de entrada en la Antigua con Abraham (Gn 17, 9-13).

“527 La Circuncisión de Jesús, al octavo día de su nacimiento (cf. Lc 2, 21) es señal de su inserción en la descendencia de Abraham, en el pueblo de la Alianza, de su sometimiento a la Ley (cf. Ga 4, 4) y de su consagración al culto de Israel en el que participará durante toda su vida. Este signo prefigura "la circuncisión en Cristo" que es el Bautismo (Col 2, 11-13).” (CIC)

8. LA CELEBRACIÓN DEL BAUTISMO

Lo mismo que todos los demás sacramentos, lo ritual se mira desde lo que significa, pues de lo contrario no adquiere la calidad de símbolo de las realidades espirituales que supone.

8.1 MOMENTOS DEL RITUAL

Quien desee leer el rito del bautismo infantil (nos concentramos en este), lo encuentra en este enlace.

En el Catecismo se encuentra desde el número 1234.

El rito se compone de acogida, palabra de Dios, bautismo y confesión.

El bautismo propiamente dicho tiene los siguientes momentos:

“Unción prebautismal con el óleo.

Bendición del agua.

Profesión de fe.

Bautismo del niño.

Unción con el crisma.

Imposición de la vestidura blanca.

Entrega del cirio.” (fuente)

8.2 LA SEÑAL DE LA CRUZ

Al principio del ritual, se hace en la frente del bautizando. Para ilustración sobre la señal de la cruz, leer “La señal de la cruz y los crucifijos” en este site.

8.3 EL AGUA

El agua es un poderoso símbolo, y es además la materia básica del bautismo.

“1219 La Iglesia ha visto en el Arca de Noé una prefiguración de la salvación por el bautismo. En efecto, por medio de ella "unos pocos, es decir, ocho personas, fueron salvados a través del agua" (1 P 3,20)” (CIC)

Jesús mismo es fuente de agua de vida:

“El último día de la fiesta, que era el más solemne, Jesús, puesto en pie, exclamó con voz potente: “El que tenga sed, que venga a mí. Pues el que cree en mí tendrá de beber. Lo dice la Escritura: De sus entrañas saldrán ríos de agua viva.”” (Jn 7, 37-38)

Y no olvidemos que el primero de milagro de Jesús fue con agua: el milagro de las bodas de Caná. El bautizado es “inmerso” tres veces en agua (se derrama tres veces agua en su cabeza). El agua también es símbolo del Espíritu Santo, y en el bautismo se convierte en signo eficaz de su acción.

8.4 EL ÓLEO DE LOS CATECÚMENOS

El catecúmeno era aquel adulto que se estaba preparando para el bautismo.

Con el óleo de los catecúmenos se hace la primera unción, llamada prebautismal. Se usa nuevamente en el ritual del sacramento de la Confirmación, y es parte de la preparación a la lucha contra las fuerzas que pretenden perdernos. Antiguamente los gladiadores se untaban aceite como este para el combate, comoquiera que así era más difícil asirlos en una lucha cuerpo a cuerpo, además que ayudaba a preparar sus músculos para la pelea; así, el óleo nos lleva a reconocer la gracia por la cual somos aptos para combatir las inclinaciones que nos alejan de Dios. Pablo recomendaba a Timoteo, comparando la vida del cristiano con un combate:

“Pero tú, hombre de Dios, huye de todo eso. Procura ser religioso y justo. Vive con fe y amor, constancia y bondad. Pelea el buen combate de la fe, conquista la vida eterna a la que has sido llamado y por la que hiciste tu hermosa declaración de fe en presencia de numerosos testigos.” (1 Tm 6, 11-12)

8.5 EL CRISMA

Con el crisma se hace la unción postbautismal. La palabra crisma proviene del griego “chrisma”, que significa unción, presente en el Nuevo Testamento solamente en 1 Jn 2, 20: “Pero ustedes tienen esa unción [chrisma] que viene del Santo, por lo que todos tienen ya conocimiento.”

“1241 La unción con el santo crisma, óleo perfumado y consagrado por el obispo, significa el don del Espíritu Santo al nuevo bautizado. Ha llegado a ser un cristiano, es decir, "ungido" por el Espíritu Santo, incorporado a Cristo, que es ungido sacerdote, profeta y rey (cf OBP nº 62).” (CIC)

El crisma es consagrado el Jueves Santo. La palabra “Cristo” (“Christos” en griego) significa “ungido”, y está emparentada con chrisma (en Mt 27, 17 Pilato llama a Jesús “el Cristo”). De las 529 veces que aparece “Christos” en el Nuevo Testamento en griego, la primera vez que ocurre es en el primer versículo de Mateo: “Documento de los orígenes de Jesucristo…” (Mt 1, 1).

8.6 VESTIDURAS BLANCAS

La vestidura blanca representa la acción de Cristo,

“1243 La vestidura blanca simboliza que el bautizado se ha "revestido de Cristo" (Ga 3,27): ha resucitado con Cristo. (...)” (CIC)

En el libro del Apocalipsis, los veinticuatro ancianos frente al trono en el cielo llevan vestiduras blancas (Ap 4, 4), y esa es la ropa de todos los que están en pie delante del trono y del Cordero, es decir, de todos los salvados (Ap 7, 13).

Son símbolo por tanto también de santidad. En el Antiguo Testamento se recomienda llevar siempre ropa blanca entendiendo que se refiere a que se debe tener una vida sana en Dios (Eclesiástico 9, 8).

8.7 EL CIRIO

La luz aparece muchas veces en la Biblia. Dijo Jesús: “Hagan, pues, que brille su luz ante los hombres; que vean estas buenas obras, y por ello den gloria al Padre de ustedes que está en los Cielos.” (Mt 5, 16)

“1243 (...) El cirio que se enciende en el cirio pascual, significa que Cristo ha iluminado al neófito. En Cristo, los bautizados son "la luz del mundo" (Mt 5,14; cf Flp 2,15).” (CIC)

Dice Nuestro Señor en otra parte: “Yo he venido al mundo como luz, para que todo el que crea en mí no permanezca en tinieblas” (Jn 12, 46). Es una señal de compromiso de iluminar a los otros, una vez se ha sido iluminado por Cristo.

Ir a la portada

Ir al mapa de navegación

Citas bíblicas

La Historia de Sor Faustina - La Divina Misericordia
La Divina Misericordia

Biblia Católica ONLINE

Ir a la Enciclopedia Católica

Cristianismo y Política

Otro website del autor de "Buscadores del Reino"

 

 

El Espíritu Santo
Biblia
Eucaristía
Oración
Santa María
Enlaces
Homosexualidad
Sexualidad
El Apocalipsis
Nueva Era
Diezmo