Escribir al autor: Pedro N. Rueda G.
Acerca del autor

MARIA -> Reina y Madre de Dios

Sinopsis: El título de "Madre de Dios" es bíblico. El propio Lutero lo reconoció, aunque igual si no lo hubiera hecho allí están los elementos para denominarla de esa manera.

El título de Madre de Dios es "teotokos" en griego.

El fundador de la reforma protestante -Martín Lutero- en un artículo denominado "El magnificat" reconoce a María como "madre de Dios", de modo que el título de "madre de Dios" dado a María fue aceptado por el protestantismo en sus orígenes, así que los hermanos separados que no reconocen a Nuestra Santa Madre como Madre de Dios han negado sus fuentes.

Desde luego, independientemente de lo que Lutero pudiera haber dicho, en la Biblia consta el fundamento del título cuando se lee acerca de la Visitación de María a su prima Isabel, la madre de Juan el Bautista (Lc 1, 39 y siguientes), pues Isabel, llena del espíritu Santo saluda a María como madre de Dios:

"Al oír Isabel su saludo, el niño dio saltos en su vientre. Isabel se llenó del Espíritu Santo y exclamó en alta voz: “¡Bendita tú eres entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre! ¿Cómo he merecido yo que venga a mí la madre de mi Señor?" (Lc 1, 41-43)

Pero hay más.

En Jesús se cumplen las promesas hechas a David (Lc 1,32 y Lc 1,69), de modo que Jesús es Rey (Jn 18, 37; Ap 19, 16) e hijo de Dios (Sal 2, 7) conforme la historia de la Salvación. Pues ocurre que desde el Antiguo Testamento estaba escrito que a su derecha estaría una Reina:

"Tu trono, oh Dios, es firme para siempre. Cetro de rectitud es el de tu reinado. lo justo y odias lo que es malo; por eso Dios, tu Dios, te dio a ti solo una unción con perfumes de alegría como no se la dio a tus compañeros. y áloe impregnan tus vestidos, el son del arpa alegra tu casa de marfil. de reyes son tus muy amadas, una reina se sienta a tu derecha, oro de Ofir en sus vestiduras luce." (Sal 45(44), 7-10)

Por eso María, como madre del Rey, se sienta al lado del Trono, lo mismo que el hombre mayor en sabiduría en el Antiguo Testamento, Salomón, sentó al lado de su trono a su mamá, Betsabé: "... pusieron un trono para la madre del rey y ella se sentó a su diestra." (1 Re 2,19). Como nos recuerda el propio Jesús,

"Pues Dios ordenó: Cumple tus deberes con tu padre y con tu madre." (Mt 15, 4).

Si Salomón, que gozaba de una "sabiduría divina" (1 Re 3,28; 1R 5,10; 1 Re 10,23), cumplió así el mandamiento de amor a su madre, ¿se imaginan cómo lo cumplió Jesús? Piensa, querido hermano. Si tú que eres malo darías lo mejor a tu mamá, ¿qué no haría Jesús por la suya?

Por último, es preciso recordar que desde los principios del cristianismo María fue reconocida como Madre de Dios.


Lecturas complementarias:

"La Visitación" María es saludada como Madre de Dios (Enciclopedia Católica)

En inglés:

"Mary: Mother of God"

"The Motherhood of Mary"

Ir a la portada

Ir al mapa de navegación

Citas bíblicas

La Historia de Sor Faustina - La Divina Misericordia
La Divina Misericordia

Biblia Católica ONLINE

Ir a la Enciclopedia Católica

Cristianismo y Política

Otro website del autor de "Buscadores del Reino"

 

 

El Espíritu Santo
Biblia
Eucaristía
Oración
Santa María
Enlaces
Homosexualidad
Sexualidad
El Apocalipsis
Nueva Era
Diezmo