Escribir al autor: Pedro N. Rueda G.
Acerca del autor

Homosexualidad->¿Cuál fue el pecado de Sodoma?

Sinopsis: Uno de los pecados de Sodoma fue la homosexualidad, pero no fue el único. Los promotores del ejercicio del homosexualismo, basados en este hecho, han querido desvirtuar el sentido del episodio del Génesis que trata de la destrucción de esa ciudad.

Revisado Dic. 21 de 2011

 

Primero, por favor, lea sobre qué es pecado, y no olvide que la actitud sobre la homosexualidad no puede incluir violencia o aislamiento (lea por favor el primer párrafo del artículo sobre homosexualidad)

En estos tiempos de desinformación, se quiere sostener que el pasaje de Génesis 19, 5 no tiene que ver con homosexualidad:

"Llamaron a Lot y le dijeron: “¿Dónde están esos hombres que llegaron a tu casa esta noche? Mándanoslos afuera, para que abusemos de ellos.” "

Los habitantes de Sodoma se refieren a dos ángeles invitados a casa de Lot, quien no quiso que ellos pasaran la noche en la calle. El episodio completo de la destrucción de Sodoma y Gomorra abarca los capítulos 18 y 19 del Génesis, dado que los ángeles primero se detienen en la tienda de Abraham, prometiendo descendencia al viejo patriarca con su esposa, luego marchan a Sodoma mientras Abraham intercede por esas ciudades una vez Dios le revela el terrible destino de las mismas.

Hay dos objeciones de quienes alegan que el pasaje no condena la homosexualidad:

1. Que el texto no habla de que unos hombres abusen sexualmente de otros, sino de que quieren simplemente conocerlos.

2. Que el pecado es contra la hospitalidad y el respeto a los extraños.

Responderé por separado a cada una de las objeciones.

1. ¿Tiene connotaciones sexuales Gn 19, 5?

Es cierto que no todas las traducciones del pasaje tienen el mismo sentido aparente de búsqueda de un contacto sexual, porque hay traducciones que hablan de "conocer". La Biblia de Jerusalén traduce también "para que abusemos". En las traducciones de las Sociedades Bíblicas Unidas la situación no es uniforme: Dios Habla Hoy , en forma similar, traduce "¡Queremos acostarnos con ellos!?", tal como ocurre con la Traducción en Lenguaje Actual; Reina Valera 1960 y 1995, en cambio, dice en el mismo pasaje "Sácalos, para que los conozcamos". Es cierto que el texto original usa la palabra hebrea para "conocer", pero no en el sentido en que alguien comienza una nueva amistad, sino en el sexual. Para ello basta leer lo que ocurre a continuación en el pasaje bíblico:

"Lot salió de la casa y se dirigió hacia ellos, cerrando la puerta detrás de sí, y les dijo: “Les ruego, hermanos míos, que no cometan semejante maldad. Miren, tengo dos hijas que todavía son vírgenes. Se las voy a traer para que ustedes hagan con ellas lo que quieran, pero dejen tranquilos a estos hombres que han confiado en mi hospitalidad.” Pero ellos le respondieron: “¡Quítate del medio! ¡Eres un forastero y ya quieres actuar como juez! Ahora te trataremos a ti peor que a ellos.” Lo empujaron violentamente y se disponían a romper la puerta." (Gn 19, 6-9, he resaltado)

La connotación sexual es evidente. Lot ofrece a sus dos hijas vírgenes, diciéndoles que les hagan lo que quieran pero que no se metan con los visitantes. Esa reacción carece de sentido, si es que lo único que querían los habitantes varones de Sodoma era "hacer nuevos amigos", como sostienen los que tratan de desvirtuar el sentido del pasaje. ¿Hay algún pasaje de la Biblia que nos permita definir la connotación de Gn 19,5? Hay dos: Judas 1, 7 y 2 Pe 2, 1-22, en el Nuevo Testamento. Allí es clarísima la referencia a la perversión sexual de Sodoma.

Además, hay otro texto paralelo al de Gn 19, 5: el caso del levita del Libro de los Jueces, capítulo 19 (se sugiere leer todo el capítulo). Ocurre exactamente lo mismo: los de Guibea piden al dueño de la casa que saque al huesped para abusar de él, aunque esta vez el huesped perseguido no es un ángel, sino un levita. Se lee en Jueces 19, 22:

"Todo parecía ir muy bien hasta que los hombres de la ciudad, verdaderos depravados, rodearon la casa y golpearon la puerta. Le dijeron al anciano, dueño de la casa: “Di a ese hombre que está en tu casa que salga para que abusemos de él”. "

El episodio es conocido como el crimen de Guibea. Lo mismo que en el caso de Sodoma, el dueño de casa, quien había invitado al levita a pasar la noche bajo su techo para evitar que se quedara en la calle, ofrece a su hija virgen y a la concubina del hombre. El levita no deja que el anfitrión saque a su hija virgen donde los que quieren abusar de él, sino que les entrega a su concubina, la cual es violada tan salvajemente que muere. En el texto, también está la palabra que podría usarse por "conocer", ¿pero hay alguna duda de que se usa en el sentido de relaciones sexuales?

Hace poco recibí una carta de un lector sugiriendo que el término en hebreo de Gn 19, 5 donde se lee "conocer", en hebreo yada, no puede entenderse en sentido sexual. Es cierto que yada tiene una riqueza enorme de significados; en la forma qal, en la cual se encuentra en G. 19, 5, puede significar "conocer, saber, darse cuenta, enterarse, reconocer, preocuparse por, elegir; tener relaciones sexuales" (Ortiz, P., V., S.J. (2000). Lexico Hebreo-Español y Arameo-Español. Miami: Sociedades Bíblicas Unidas), pero aquí si tiene sentido sexual; para no ir más lejos, es exactamente la misma palabra que utiliza Lot cuando, en Gn 19, 8, le dice a la turba:

"Miren, tengo dos hijas que todavía son vírgenes. Se las voy a traer para que ustedes hagan con ellas lo que quieran, pero dejen tranquilos a estos hombres que han confiado en mi hospitalidad.”"

Es decir (y citando conforme la Reina Valera 1995) "Mirad, yo tengo dos hijas que no han conocido varón...". También aquí se usa yada en la forma qal, y tiene el sentido de relaciones sexuales (como en Gn 4, o en 1 Re 1, 4).

2. ¿Gn 19, 5 se refiere a otro pecado?

En Ez 16, 49-50 se habla de que el pecado de Sodoma fue el orgullo y la falta de caridad, y con base en tal pasaje han quienes pretenden demostrar que no hubo el pecado de la homosexualidad. Pero esta afirmación es tendenciosa, porque en realidad en Sodoma y Gomorra se cometieron muchos pecados. Ez 16, 49-50 habla solamente de unos de ellos.

Sodoma es mencionada expresamente 46 veces en la Biblia (la primera en Gn 10, 19 y la última en Ap 11, 8), y representa la perversión humana en muchas formas. Fueron parte de un jardín antes de ser destruídas (Gn 13, 10), luego de lo cual serán referencias típicas de ciudades de malvados (Gn 13, 13; Dt 32, 32; 2 Pe 2, 6), y no solamente por la homosexualidad de sus habitantes, sino por muchas cosas, comenzando por el descaro de ufanarse de sus pecados (Is 3, 9), exactamente como ocurre hoy con los promotores del homosexualismo. En el mismo sentido, Sodoma es ejemplo de quienes no quieren recibir el mensaje de Dios (Sb 19, 13-17, que debe leerse con Mt 10, 12-16 y Ap 11, 8).

Pero Sodoma es ilustrativa de muchas cosas, como lo muestra Am 4, 11, Lc 17, 26-35 o Rm 9, 27-29. Uno podría hacer todo un tratado acerca de Sodoma, pero bástenos recordar que es ejemplo de la suerte de los que desobedecen (Dt 29, 21-22), de los que rinden culto exterior a Dios (Is 1, 1-20), de los falsos profetas (Jr 23, 13-15), de los orgullosos (Ez 16, 59), de los que ni siquiera se convierten ante las maravillas del Altísimo (Mt 11, 20-24; Lc 10, 10). etc..

Finalmente, Sodoma es símbolo de advertencia (Sof 2, 9; Lm 4, 6-8). Ojalá tuvieran eso presente los promotores del ejercicio del homosexualismo y todos los que ahora desfiguran la Palabra de Dios en su propio beneficio.

Para leer un estudio más extenso sobre Biblia y homosexualidad, sugiero leer: "A la Sombra de Sodoma: ¿Dice la Biblia Realmente lo que Pensábamos Acerca de la Homosexualidad?" del dr. Greg Bahnsen.

Ir a la portada

Ir al mapa de navegación

Citas bíblicas

La Historia de Sor Faustina - La Divina Misericordia
La Divina Misericordia

Biblia Católica ONLINE

Ir a la Enciclopedia Católica

Cristianismo y Política

Otro website del autor de "Buscadores del Reino"

 

 

El Espíritu Santo
Biblia
Eucaristía
Oración
Santa María
Enlaces
Homosexualidad
Sexualidad
El Apocalipsis
Nueva Era
Diezmo