Escribir al autor: Pedro N. Rueda G.
Acerca del autor

IGLESIA -> Las riquezas del Vaticano

Rev. Enero 19 de 2009

Ahora mismo (enero de 2009) la economía del mundo está en crisis, pero el nuevo presidente de Estados Unidos, Barack Obama, hace la ceremonia de posesión más cara -y de lejos- de la historia: U.S. $150 millones (ver noticia en MSNBC). ¿Alguien ha escuchado alguna crítica similar a las que hacen al Papa, quien es también jefe de Estado, o a la Iglesia?

Nunca se escucha que se pida vender el contenido del Louvre o del Prado para solventar las necesidades de los pobres, pero muchos critican al Vaticano por no deshacerse del contenido de sus museos.

Tampoco se escucha que alguien pida vender la Casa Blanca para los mismos fines, o que se le sugiere a Zapatero que venda La Moncloa, sin embargo, se pide que el Papa venda el Vaticano cuando es el líder espiritual de millones y millones de personas.

Todos los edificios abiertos al público en el mundo tienen el mejor aspecto posible, y nadie protesta, a menos que se trate de templos católicos, entonces aparece el prejuicio de "las riquezas de la Iglesia".

El dinero de la iglesia está a la vista de todo el mundo, sin embargo, se le critica mientras que el dinero de muchas otras iglesias (de un riguroso 10% de los ingresos mensuales de los feligreses) no es objeto de reflexión aunque no se sabe dónde va a parar.

Muchos miran la "Iglesia rica", pero nadie mira la Iglesia pobre, aquella que con uñas y dientes trabaja en las condiciones más difíciles y en los rincones más apartados de cada país (ver por ejemplo el site de "Ayuda a la Iglesia Necesitada").

Ni hablar que nadie se preocupa por las obras sociales de la Iglesia, aunque ellas existen por todo el mundo (leer por ejemplo Las Obras Misionales Pontificias distribuyen más de 193 millones de dólares en ayudas" en Zenit). Sin embargo, se critica mucho a la Iglesia, mas poco se contribuye a esas obras (ver en lecturas complementarias datos económicos del Vaticano). Con razón dice Jesús:

" ¡Ay de ustedes, maestros de la Ley y fariseos, que son unos hipócritas! Ustedes son como sepulcros bien pintados, que se ven maravillosos, pero que por dentro están llenos de huesos y de toda clase de podredumbre.  Ustedes también aparentan como que fueran personas muy correctas, pero en su interior están llenos de falsedad y de maldad." (Mt 23, 27-28)

Cuenta la Biblia lo siguiente:

"Jesús se encontraba en Betania, en casa de Simón el leproso. Se acercó a él una mujer, mientras estaba a la mesa, con un frasco de mármol precioso lleno de un perfume muy caro, y se lo derramó en la cabeza. Al ver esto, los discípulos protestaban: “¿Para qué tanto derroche? Este perfume se podía haber vendido muy caro para ayudar a los pobres.” " (Mt 26, 6)

Uno de los discípulos que terminó más molesto fue Judas. Después de ese evento, se fue donde los jefes de los sacerdotes a vender a Jesús. Hoy, lo mismo que Judas, la excusa de las "riquezas de la Iglesia" es excusa criticar la obra de Jesús.


Lecturas complementarias

"LAS RIQUEZAS DE LA IGLESIA"

"¿DONDE ESTAN LAS RIQUEZAS DEL VATICANO?"

"El mito de las Riquezas de la Iglesia"

"El balance económico vaticano contradice las «leyendas» sobre sus riquezas"

En inglés:

"El uso de la riqueza" (en la Enciclopedia Católica)

 

Ir a la portada

Ir al mapa de navegación

Citas bíblicas

La Historia de Sor Faustina - La Divina Misericordia
La Divina Misericordia

Biblia Católica ONLINE

Ir a la Enciclopedia Católica

Cristianismo y Política

Otro website del autor de "Buscadores del Reino"

 

 

El Espíritu Santo
Biblia
Eucaristía
Oración
Santa María
Enlaces
Homosexualidad
Sexualidad
El Apocalipsis
Nueva Era
Diezmo