Escribir al autor: Pedro N. Rueda G.
Acerca del autor

VIDA

¿Todos somos hijos de dios? Vino

¿Se puede beber vino? Vino

El regreso del becerro de oro Vino
¿Se puede comer toda clase de alimentos? alimentos

¿Se deben hacer obras, o basta solo la Fe? alimentos

¿Qué es el pecado? alimentos
¿Basta solamente "creer" en Jesús para salvarse? alimentos
El purgatorio purgatorio
¿Qué clase de ejemplo es el rey David? Ir al tema
Confirmación Ir al tema
La alianza Ir al tema
La oración de sanación Ir al tema
¿Dijo Jesús que no hay que juzgar a nadie? alimentos
La "deshonestidad venial" alimentos

Sinopsis: La actitud de vida es completa. No se es católico si en unas cosas se sigue a Cristo pero en otras no. No se es verdadero católico quien cree que puede inventarse una forma de vivir la vida sin tener en cuenta a Cristo, o apartándose de las enseñanzas de la Iglesia, así sea en forma parcial.

Muchos suponen que se puede vivir de cualquier manera, pero resulta que la Biblia dice algo muy distinto. En la Carta de Santiago se nos indica que es fundamental, por ejemplo, controlar las palabras, e inmediatamente nos dice cuál es la verdadera relligión:

"Si alguno se cree muy religioso, pero no controla sus palabras, se engaña a sí mismo y su religión no vale. La religión verdadera y perfecta ante Dios, nuestro Padre, consiste en esto: ayudar a los huérfanos y a las viudas en sus necesidades y no contaminarse con la corrupción de este mundo." (St 1, 26-27)

Tampoco es aceptable excusarse en lo que hacen otros (comenzando por lo que algunos curas hacen) para justificar su manera de vivir. Que nadie lo dude: cada quien es dueño de su destino. Que no se excuse en otros.

"Que los cielos y la tierra escuchen y recuerden lo que acabo de decir; te puse delante la vida o la muerte, la bendición o la maldición. Escoge, pues, la vida para que vivas tú y tu descendencia." (Dt 30, 19)

Dice San Pablo:

"A ver cómo os comportáis; que no sea como insensatos, sino como inteligentes, aprovechando el tiempo, porque los días son malos. Por consiguiente, no actuéis como necios, sino procurad conocer cuál es la voluntad del Señor." (Ef 5, 16)

No nos hagamos ilusiones. Todos los días desarrollamos un combate espiritual con fuerzas que quieren perdernos.

"Si el justo se salva a duras penas, ¿dónde se presentarán el pecador y el impío?" (1 Pedro 4, 18)

Pero el Señor nos da las herramientas para vencer. ¿Qué se nos pide?

"Que lleven una vida digna del Señor y de su total agrado, produciendo frutos en toda clase de buenas obras y creciendo en el conocimiento de Dios." (Colosenses 1, 10)

Tienes que cumplir con todos los mandatos de Nuestro Señor "Porque si alguien cumple toda la Ley, pero falla en un solo punto, es como si faltara en todo" (St 2, 10). Fíjate que Dios, cuando establece uno de sus pactos con Abraham le dijo "Camina en mi presencia y sé perfecto" (Gn 17, 1) El cristiano incluso debe abstenerse de las malas palabras:

"No salga de sus bocas ni una palabra mala, sino la palabra que hacía falta y que deja algo a los oyentes." (Ef 4, 29)

Uno debería tener presente a santos como San Alonso Rodríguez, un hombre que alcanzó la santidad desempeñando con humildad perfecta el trabajo de portero de un colegio, cumpliendo con aquella regla de vida entregada por San Pablo: "Todo cuanto hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres" (Col 3, 23).

Estamos llamados a seguir a Jesucristo, pero no de cualquier manera, sino como El nos enseñó. Por eso dice San Juan:

"El que se aventura y no permanece en la doctrina de Cristo no posee a Dios; el que permanece en la doctrina, ése posee al Padre y al Hijo." (2 Jn 1, 9)

Los católicos solemos olvidar esto, lo que conduce a absurdos como afirmar nuestro catolicismo y declararnos a favor del aborto o cosas peores. Y eso ocurre porque la mayoría de nosotros nos hemos inventado una fe a nuestra medida.¿Quién dijo, por ejemplo, que la Fe Católico permite las borracheras y todos esos comportamientos que tan pésima propaganda hacen al catolicismo? Dice la palabra también:

"No sigas a la mayoría para obrar mal..." (Ex 23, 2)

Pensemos en temas tan serios como el deber de evitar cualquier forma de pecado. Ni las "mentiras blancas" o "mentiras piadosas" están permitidas, porque Jesús nos invita a ser como El, y en El no había mentira.

"Ustedes tienen por padre al diablo y quieren realizar los malos deseos de su padre. Ha sido un homicida desde el principio, porque la verdad no está en él, y no se ha mantenido en la verdad. Lo que le ocurre decir es mentira, porque es un mentiroso y padre de toda mentira." (Jn 8, 44)

Y por favor, que no apoyemos en terceros nuestra justificación: es que tal persona, laico o sacerdote, hace tal o cual cosa. ¿Quién dijo que a ti te juzgarán por lo mal que se comporta tal o cual persona? Si vas a tomar como norma de vida el comportamiento de alguien, pues que ese alguien sea Jesucristo, porque como advierte el profeta Jeremías: maldito el que pone su confianza en otro hombre (Jr 17, 5-7). Que nuestra Fe no sea cambiante ni siquiera en medio de la tragedia. "Mas yo, como un olivo verde en la Casa de Dios, en el amor de Dios confío para siempre jamás" (Sal 52,10)

"Nuestra vocación, hermanos, es la libertad. No hablo de esa libertad que encubre los deseos de la carne, sino del amor por el que nos hacemos esclavos unos de otros. Pues la Ley entera se resume en una frase: Amarás al prójimo como a ti mismo. Pero si se muerden y se devoran unos a otros, ¡cuidado!, que llegarán a perderse todos. Por eso les digo: caminen según el espíritu y así no realizarán los deseos de la carne. Pues los deseos de la carne se oponen al espíritu y los deseos del espíritu se oponen a la carne. Los dos se contraponen, de suerte que ustedes no pueden obrar como quisieran. " (Ga 5, 13-17)

La vida en las enseñanzas de Cristo no es de un momento, debe ser permanente.

"Estén ceñidos vuestros lomos y las lámparas encendidas, y sed como hombres que esperan a que su señor vuelva de la boda, para que, en cuanto llegue y llame, al instante le abran." (Lc 12, 35-36)

¿Has pensado, hermano, en que en un minuto puedes estar muerto? Entonces nos enfrentaremos al juicio y será tarde si no somos del Señor (Ap 14, 13).

"Así pues, no durmamos como los demás, sino velemos y seamos sobrios" (1 Te 5, 6).

Concluyamos con el magnífico llamado nos hace la Biblia:

"Por eso, si hemos recibido el reino que no se puede conmover, conservemos esta gracia y sirvamos a Dios como él desea, con amor y de verdad, pues nuestro Dios es fuego devorador." (Hb 12, 28)


Lecturas complementarias:

"EL AMOR EN LA ANTIGÜEDAD BÍBLICA" de Marcial Cardozo (REVISTA BÍBLICA Año 32 - 1970 Págs. 291 - 294)

"LA CONCIENCIA, ¿JUZGA O DECIDE? CONTROVERSIA ACTUAL" (R.P. Lic. José Gustavo GIUNTA, I.V.E.)

"La conciencia y el magisterio"(análisis desde la teología moral)

La vida de Santa María Magdalena de Pazzi, ejemplo del sentido del dolor

Qué es el pecado

"La conciencia y la ley de Dios"

Documento papal: "El infierno como rechazo definitivo de Dios"

Pecado Original - Bautismo ¿Cómo el Pecado Original alcanza a todos?

Los católicos y la vida política

Los peligros del piercing para la salud

Ir a la portada

Ir al mapa de navegación

Citas bíblicas

La Historia de Sor Faustina - La Divina Misericordia
La Divina Misericordia

Biblia Católica ONLINE

Ir a la Enciclopedia Católica

Cristianismo y Política

Otro website del autor de "Buscadores del Reino"

 

 

El Espíritu Santo
Biblia
Eucaristía
Oración
Santa María
Enlaces
Homosexualidad
Sexualidad
El Apocalipsis
Nueva Era
Diezmo